jueves, octubre 09, 2008

Discurso conmemorativo al 222 Aniversario del natalicio del General Nicolás Bravo Rueda

Pieza de oratoria a cargo del Q.°. H.°. Ángel Ramsés Santiago López, en el marco del acto cívico celebrado en la ciudad de Chichihualco, municipio de Leonardo Bravo.

C. Representante del C.P. Zeferino Torreblanca Galindo,

C. Presidente Municipal Constitucional de Leonardo Bravo.

Distinguidas personalidades que nos acompañan.

Público en general

A todos mis Q.°. H.°. esparcidos por la Faz de la Tierra.

El día de hoy, nos convoca a todos los presentes a conmemorar el 222 aniversario del nacimiento de un Guerrerense insigne, el General Nicolás Bravo Rueda, que vio la primera luz un 10 de septiembre de 1786 en estas tierras surianas.

Cuando resonó en la colonia el grito de Dolores, sus ecos llegaron hasta estas comarcas del sur y fueron acogidos con simpatía por la familia Bravo, quien vivía en la hacienda de Chichihualco, cuenta la historia que el comandante Garrote, se introdujo a la hacienda de Chichihualco, para aprender por sorpresa a los Bravo, pero ignoraba que las fuerzas de Morelos, a cavaban de ser bien recibidas en el lugar, fue entonces cuando soldados y sirvientes unieron sus fuerzas, para derrotar al comandante Garrote, quien huyo, dejando 100 fusiles y un buen número de prisioneros, este hecho comprometió a un más a los Bravo, en la lucha Independentista del sur, con la realización de alianzas estratégicas con Galeana, solamente su tío Casimiro Bravo, se mantuvo al margen durante toda su lucha armada.

Hablar del General Nicolás Bravo, es citar varios momentos históricos e importantes de la gesta heroica, que los mexicanos libraron en contra de la colonia española:
Los combates de Tenancingo y de Tecualoya, el sitio de Cuatla y la campaña hasta Tehuacán, le valieron el reconocimiento del Generalísimo Morelos, quien lo nombro comandante militar de la provincia de Veracruz.

El 13 de Septiembre de 1812, Morelos comunica a Bravo, que su padre Don Leonardo, había sido condenado a muerte por la corona española, quien le ofreció el indulto de Don Leonardo, con la condicionante de que le General Bravo depusiera de las armas, pero el desconfió de las palabras españolas, y sabiendo que las promesas no se cumplirían, les niega la rendición, fue entonces cuando Morelos, faculta a Bravo, para que en represalia fusilara a los prisioneros, que tenia en su poder, Bravo reflexiona, sobre la orden de Morelos, llegando a la conclusión, de que esta acción podría desacreditar la causa libertaria, en la madrugada decidió perdonar a los 300 presos, a las 8 de la mañana mando a formar a la tropa, hizo sacar a los realistas y le dijo: El virrey los condeno a muerte, pero yo no quiero represalias, le perdono la vida y le doy la libertad, esta medida le valió más que el derramamiento de sangre, provocada por una masacre masiva, elevando sus valores éticos a niveles insospechables; conociendo se así, como el héroe del perdón.

Es por eso que los Masones, hemos tomado a Nicolás Bravo, como un ejemplo para nosotros, es por eso que mi Madre Logia, lleva su nombre a manera de inmortalizar el Genio, de un Guerrerense único, al igual que Vicente Guerrero, Ignacio Manuel Altamirano, Juan Álvarez y Adolfo Cienfuegos y Camus, Nicolás Bravo, a escrito con letras de oro, el nombre de la Masonería, en la historia nacional, demostrando con ello, que los Masones somos hombres libres y de buenas costumbres, que tenemos como primicia los principios de Libertad, Igualdad y Fraternidad.

Valores, que en la actualidad se han perdido, y que han orillado a nuestra sociedad a la condición que hoy conocemos, en donde la inseguridad, la corrupción, la pobreza, el desempleo y la ignorancia, reina en un país, en donde cohabitamos ciudadanos capaces, honrados, con ganas de tener un México y un Guerrero con progreso.
La Masonería, forma hombres con alto valores éticos y morales, pero a su vez, hace que los Masones, se han ejemplo de su entorno, para que todo el mundo sepa, que nosotros los Masones no trabajamos en vano, pues encendemos la llama de la virtud, del honor y de la libertad, en nuestros hijos, en nuestros hermanos y en nuestros compañeros de trabajo.
Estas características inconfundibles, han permitido que la Masonería Universal, siga vigente en nuestros días, y a través de los siglos, a pesar de los cambios sociales radicales, globalización, guerras y ataques enfundados, hoy solamente pueden ver, un pequeño grupo de Masones, que nos hemos reunido, para recordar a nuestro hermano Nicolás Bravo, sin embargo, muchos de nosotros, se encuentran dedicados al trabajo y al estudio, colaborando desde sus trincheras, por la gran obra a la que el Q.: H.: Benito Pablo Juárez García, nos convoco: Construir una nación más justa, en donde se han respetados nuestros derechos primordiales, en la que reina la armonía y la fraternidad: tomar el ejemplo de Nicolás Bravo, es sentar la bases para alcanzar el ideal, de aquellos Guerrero del sur, tenia como sueño, al que empeñaron sus vidas y ofrendaron su sangre.
Hoy convoco, a todos a que no desistamos de nuestros esfuerzos, individuales y colectivos, para alcanzar al México Nuevo, un México que todo nos merecemos.

¡Viva Nicolás Bravo?

No hay comentarios.: